Cenador

Blog de empresas y negocios relacionados con los nuevos emprendedores.

Incorporar nuevos elementos a nuestra dieta

Written By: admin - • •

La constitución de el menú, incorporando el menú del día ó habitual, conlleva siempre tener que conjugar en los platos que hacemos para no caer en la monotonía. Gran cantidad de familias se acercan a este punto al utilizar continuamente los mismos platos semanas tras semanas. El responsable de realizar el almuerzo ó cena del dia a dia, ya sea el progenitor ó la madre, inclusive algún otro responsable, como el hijo ó la abuela, deben conocer acomodarse a los gustos de los distintos componentes de la unidad familiar, sin pasarse del presupuesto designado para la fecha. No pensemos que hay que asignar bastante dinero para poder comer adecuadamente cada día, con un poco de lógica se pueden cocinar comidas con un coste bastante pequeño. Lo más importante es mejorar en la constitución de las comidas diarios, sobre todo, en los más importantes de la jornada que son el comida y la cena, hay que saber usar la imaginación y la inteligencia como en cualquier otra ocupación.

Si tenemos que preparar un almuerzo de mayor importancia, hay que usar la habilidad y el saber hacer para confeccionar un menú interesante, que no sea estridente y donde estos platos sean armónicos. Para esta clase de celebraciones que hacemos en nuestro domicilio, tenemos que tener en cuenta unas normas fundamentales, pendiendo de que se trate de el almuerzo del mediodía ó de una cena.

clic aqui

Por ejemplo en el almuerzo, tendríamos que empezar con unos entremeses fríos ó calientes, después disponemos un 1er cocinado de arroz o pasta y de segundo plato podemos hacer uno de carne con dos acompañamientos variados. En los almuerzos intentaremos no servir nunca ni fideos ni consomés, ya que esta comida, es común prepararlo para la cena .En éstas no debemos de empezar el menú con un entremes de productos ibéricos curados, sino con foie, merluza y si el fondo nos lo permite, con ostras ó caviar. Para 1er plato nos reservamos un puré ó un caldo, estando el 2º de pescado horneado ó frito, para acabar con un asado acompañado de guarnición.

En la sobremesa o bien en el almuerzo ó para la cena tenemos que utilizar tartas ó frutas, en ambos supuestos lo haremos correctamente.

En el momento que comentamos de sopas, incorporamos en igual conjunto diferentes versiones, osea vamos a diferenciar las sopas en: caldo y consomés, cremas y purés, las sopas propiamente dichas y los potajes. Los caldos y consomés se sirven, casi siempre, muy calientes, casi hirviendo, en el 2º grupo destacamos las cremas y los purés de verduras, incluso todos aquellas cremas que cuenten una de sus productos los huevos ó la nata. Las sopas están realizadas con consomés de verduras y de carnes incluyéndoles pasta, arroz…etc. Los guisados, no obstante tienen como base las verduras y las legumbres sofritas con hierbas aromáticas, habitualmente con aceite de oliva.

Hasta tener como resultado un buen caldo de ave, tenemos que empezar por hervir la ave a fuego lento, más tarde de haberla sumergido en agua templada, quitando la parte espumosa que se aparece en intervalos de tiempo. Dicho método hace que los productos contenidas en la ave se desprendan con lentitud y potencian el caldo. La desaparición de esta parte espumosa que se ha hablado, era para que el caldo no aparezca demasiado turbio. En cuanto el caldo empiece a presentarse en el punto de cocción, hay que sumarle los ingredientes aromáticos como la hierbabuena, ajos…etc y dejarlo durante 3 horas cociendo de forma frecuente, una vez efectuado dicho tiempo pasaremos el caldo por una tela fina húmeda.

iera

Para poder elaborar un caldo usaremos el caldo que se ha preparado previamente, sirviéndose muy frío con una realización muy de elevada cocina.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.