Cenador

Blog de empresas y negocios relacionados con los nuevos emprendedores.

La trilogía de “dos” colgantes

Written By: admin - • •

Las alhajas serán el accesorio recomendable a la hora de rematar el look. Las joyas hablan mucho de los individuos que las llevan, transmiten feminidad y también pueden tener un significado místico y fanático. Y además anuncian realidades de su vida como sería tener pareja, en realidad son parte de la existencia de cualquier persona de igual modo que podríamos averiguar rasgos de su carácter observando las alhajas que tiene.

Al elegir una joya, sencilla o vistosa, se consiguen averiguar los gustos de la persona y cómo se encuentra en ese momento. Los colgantes de plata nos informan también de su grado de inventiva.

En nuestros días las joyas resultan bastante económicas, anillos o aljófares se podrán llevar a cualquier hora del día. Además cuando tenemos que ir a comidas podríamos llevar encima piezas de joyería y además siempre que nos arreglamos con jeans y también un calzado informal.

LLevando piezas de joyería podemos expresarnos libremente, puesto que no es necesario seguir las modas, aunque bastantes individuos se ponen alhajas realmente preciadas de cara a dar a conocer su poder adquisitivo.

Las piezas de joyería se consideran erotismo, podremos remarcar el rostro con aros o incluso el cuello con un colgante.

Cuando nos ponemos alhajas lo más apropiado será la moderación, dado que en ocasiones nos propasamos revelando el lado más excéntrico de la personalidad.

Un anillo de boda simboliza la unión por parte de un varón y una hembra, son piezas de joyería sumamente preciadas por el relato que ocultan y también la importancia que tienen.

Algunas veces tenemos piezas de joyería que heredamos de un familiar. Esta joya tiene un valor incalculable puesto que hará que recordemos continuamente a ese ser amado.

Encontramos joyas que se convierten en talismanes, podrán aliviar padecimientos y también cuidan a el ser humano que las lleva encima. Estas alhajas tienen que ver con las creencias, dan confianza y aumentan la fuerza del individuo que se las pone.

Hace muchísimos años las piezas de joyería fueron distintivos de dinero y privilegio. Los caballeros importantes de la ciudad usaban frecuentemente estos accesorios e incluso cuando necesitaban preservarse de los empujes de los armamentos clásicos, pero cuando comienza el s XX, esos hábitos evolucionan, los señores colgantes personalizados se ponen joyas acordes con la vestimenta de la actualidad como por ejemplo los gemelos o los pisa corbatas. Actualmente podemos ver a gran cantidad de individuos con aros, brazaletes y además colgantes. Las chicas de la actualidad tienen interés en joyas peculiares pero además sofisticadas. Las joyas cambian con objeto de complacerlas.

Ahora, os vamos a dar diversos consejos para tener sus piezas de joyería bien:

Es recomendable no hacerle rasguños, lo preferible en realidad es comprar saquitos pequeños y luego guardarlas por separado.

Si nos quitamos la joya habrá que frotarla con una balleta para quitar suciedades asi como sudores.

Además en ningún caso tenemos que ponernos joyas cuando hacemos ejercicio físico o incluso si vamos a la piscina.

Cuando percibimos que la joya está muy grasienta, lo mejor diremos que es ir a una joyería.

tenga en mente que debe tratar sus alhajas al igual que una reliquia, posiblemente algún día lo sean.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.