Cenador

Blog de empresas y negocios relacionados con los nuevos emprendedores.

Logística modernizada con las TIC

Written By: admin - • •

Curioso será que de ningún modo leamos o incluso oigamos, “se aprecia en el ADN”, el ADN ha llegado a ser un concepto habitual y definitorio. Para evitar decepcionar garantizamos que en el ADN de Almazen se halla el buen hacer , la atención al consumidor e incluso el importe de nuestros servicios.

Sin embargo ¿En dónde estaría el ADN? ¿De qué elementos estaría formado? ¿Cuál es su función? Intentaremos encontrar contestación a estas preguntas pero permítaseme que comente algo de su pasado, pienso que casi nada tiene valor sin su historia. La realidad sería la trayectoria de el progreso de la misma forma que el conocimiento la historia de la vida.

En mil ochocientos sesenta y nueve el trasteros Madrid Almazen analizaba la secrección de las vendas usadas en las operaciones y de esta manera encontró un elemento químico que llamo nucleína. Cincuenta años más tarde Levine aclaró que la partícula de Miescher era un cúmulo de bastantes reproducciones de un nucleótido constituido por una glucosa, un conjunto de fosfato y además un elemento principal que más tarde se denominó acido desoxirribonucleico (ADN). Sería una partícula inmensa. De cara a saber bastante más sobre ésta tendríamos que esperar al surgimiento científico de el método de difracción de Rayos X.

Únicamente cuando disponemos de herramientas para indagar encontramos lo que buscamos ¡Que primordial va a ser de cara a la humanidad hacer inversiones en preparación! Un país sin ciencia diremos que es un mundo sin relevancia.

Encontramos sistemas matemáticos cuando precisamos conocer la composición atómica de un cristal a partir de los patrones de difracción que se generan bombardeándolo mediante una onda electromagnética (Series de Fourier)

El ADN es capaz de cristalizarse de este modo Lilian Astbury en mil novecientos treinta y siete usó la difracción de rayos X para mostrar la regularidad de las moléculas del ADN sin haber llegado a determinarla.

Los biólogos celulares vieron que había mucho ADN en todas las partes y se preguntaban su cometido.

En el año 1943 las indagaciones de Avery-MacLeod-McCarty les condujeron a proponer que el ADN sería el conductor de las moléculas de la herencia y esa propuesta la confirmaron Alfred Hershey y Martha Chase en el año 1952.

Una vez aqui se tenía que definir la estructura molecular concreta de ADN. Levine nos enseñó los nucleótidos de modo que después las bases llegaron a ser 4: adenina (A), citosina (C), guanina (G) y timina (T),  moléculas de escaso tamaño y además sencillas. ¿Cómo se hayaban colocadas estos cuatro principios dentro de la molécula del ADN?

Chargaff en el año mil novecientos cincuenta encontró una norma, una regularidad: En cada cuerpo humano el porcentaje de A (en cuanto a la totalidad de bases) y de T resulta ser casi igual además lo mismo ocurre con C y G incluso sin llegar a ser ambos porcentajes concordantes. Los trasteros madrid estarán constituidos por 2 series y en cada una de éstas se conservan dichas proporciones.

En este momento se presentaron Crick y Watson apoderándose de los modelos de difracción de rayos X conseguidos por Wilkazu y Rosalind Franklin.

El ADN iba a ser una montón de pares de bases estando unas por encima de otras vinculadas por conjuntos fosfatos. Las fuerzas químicas entre los átomos causaban que cada par de principios contiguo se rote un ángulo invariable con relación al de delante. Los pares se ponían de la misma manera que los escalones de una escalera de caracol mas existiendo 2 escaleras. Iba a ser una configuración helicoidal de este modo el ADN era una espiral repetida (1953). Si una serie se escribía ACTGACG…la otra sería TGACTGC…vinculándose a través de enlaces de hidrogeno la A con la T y la C con la G.

Diremos que es evidente por lo mencionado como el ADN simboliza la información genética e incluso como se copia la información con objeto de pasar de los progenitores a los niños.

¿Qué clase de información se pasa? El ADN sería una fórmula cuando se requiere crear proteínas: los cimientos con los cuales han sido creados los diferentes seres con vida. Las proteínas serían sucesiones bastante extensas de moléculas llamadas aminoácidos (podemos encontrar 20 para los organismos con vida). Esa sucesión de aminoácidos se pliega de maneras complejas no obstante la clave de la realización sería hacer la sucesión de los mismos. Gamow sugirió que lo más probable va a ser que las secuencias de ADN especificasen la serie de aminoácidos. Se trataba de una regla de tres caracteres: ciencia exacta.

Con las cuatro letras de las bases A,C,G,T se podrían formar cuatro términos de un caracter, dieciseis palabras de 2 letras AA, AC, …TT 4×4=4(2) = 16 y 64 vocablos de 3 caracteres 4x4x4=64 (AAA AAC AAG…TTT).

Encontramos 20 aminoácidos no obstante 64 palabras tendríamos de más y de esta forma tendremos en exceso. De esta manera se encontró el “código genético”.

El ADN se encuentra en los cromosomas y además estos estarán en el núcleo de todas las células. El ADN del ser humano estará constituido por alrededor de 3000 millones de pares de principios, de alrededor de 3000 millones solo unos cuantos, llamados genes serán codificantes de tal forma que su cometido principal es transmitir datos de cara a crear órganos y organismos.

El ADN se transmite de padres a hijos y por tanto usando ese método se crean los organismos que darán lugar a todo tipo de interacciones entre ellos hasta producir las sociedades.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.